Inicio > Uncategorized > El Vaticano, contra el nuevo Nobel de Medicina

El Vaticano, contra el nuevo Nobel de Medicina

6 octubre 2010

Premio Nobel Medicina 2010, al fisiólogo Robert Edwards por su contribución a la medicina y la revolución en el tratamiento de la fertilidad humana. En 1968 junto al Dr Patrick Steptoe desarrollaron la  terapia de fertilización in vitro (FIV).

Cuarenta y dos años después varios millones de personas han nacido gracias a esta técnica. En Demedicina Premio Nobel de Medicina 2010.

Robert Edwards, premio nobel medicina 2010

El 25 de julio de 1978, nació el primer bebé gracias a la técnica de fertilización in vitro desarrollada por Robert Edwards y Patrick Steptoe. Se la llamó “bebé probeta” aludiendo al tipo de fertilización en laboratorio.

Louise Brown ya tiene 32 años y es madre de un precioso niño de 3 años, que tuvo de forma natural.  Su nacimiento abrió el debate ético sobre la técnica de reproducción asistida. La concesión del Nobel de Medicina 2010 ha suscitado perplejidad en la Iglesia católica.

Hoy los nacimientos gracias a la técnica de fertilización in vitro ya no son noticia sino una técnica de gran eficacia para superar la infertilidad. Gracias a la técnica desarrollada por Robert Edwards y Patrick Steptoe (fallecido en 1988), la probabilidad de que una pareja con problemas de fertilidad conciba un bebé tras un ciclo de fecundación in vitro es de una sobre cinco. Casi la misma probabilidad que tiene una pareja sana de conseguir un embarazo sin ayuda de la ciencia.

El Dr Robert Edwards nació en Manchester en 1925, a sus 85 años ha recibido el Premio Nobel de Medicina 2010, según ha anunciado la Asamblea Nobel del Instituto Karolisha. Durante la rueda de prensa los portavoces comentaron el Dr Robert Edwards no se encuentra muy bien de salud pero que han trasmitido la noticia a su esposa y el Dr Robert Edwards está encantado con el premio.

Premio nobel medicina 2010

Se calcula la incidencia de infertilidad es de un 10%. La técnica de fertilización asistida se desarrollo inicialmente para las mujeres que debido a problemas en las trompas de Falopio no podía lograr un embarazo de forma natural. El uso de la técnica se fue ampliando a otros tipos de infertilidad femenina y también a infertilidad  masculina con ICSI. (Inyección intracitoplasmática de espermatozoides).En total, se calcula que hay más de cuatro millones de niños y niñas nacidas gracias a la fecundación in vitro.

La Santa Sede critica que no se tengan en cuenta “las implicaciones éticas” a la hora de premiar

Documento con fecha martes, 05 de octubre de 2010. Publicado el martes, 05 de octubre de 2010.
Autor: Redacción.Fuente: El Plural.

El Vaticano ha salido en tromba contra la concesión del premio Nobel de Medicina a Robert Edwards, precursor de la fecundación in vitro. Desde la Santa Sede se ha pedido que a la hora de conceder este tipo de galardón se tengan también en cuenta las “implicaciones éticas”. Una “problemática” que, según el presidente de la asociación Ciencia y Vida, Lucio Romano, no se ha observado en el caso de Edwards.

Romano reiteró que este tipo de fecundación es “inaceptable”, ya que supone “seleccionar” y “eliminar” embriones humanos. En declaraciones a Radio Vaticano, la emisora oficial de la Santa Sede, el presidente de la citada asociación denunció que Edwards pasará a la Historia por aplicar al ámbito humano “técnicas del mundo animal”, y apostilló que estos métodos no significan “progreso”.

Análisis ético
Por este motivo, sugirió que los encargados de entregar el Nobel de Medicina realicen un “análisis de orden ético” para elegir a los galardonados, una “problemática” que, a su juicio, no se habría observado en el caso de Robert Edwards, informa Europa Press.

“Perplejidades” vaticanas
Por su parte, el presidente de la Academia Pontificia para la Vida, Ignacio Carrasco de Paula, indicó que la concesión del premio había despertado “perplejidades” en el Vaticano, según declaraciones recogidas por el diario italiano La Reppublica.

“Congeladores llenos de embriones”
Así, pese a que reconoció los méritos de Edwards para hacerse con el galardón por el capítulo iniciado en el campo reproductivo, también alertó de que “sin Edwards no se daría el mercado de óvulos” ni habría “congeladores llenos de embriones en espera de ser transferidos a un útero” pese a que “probablemente terminarán por ser abandonados o morir”, según la citada agencia de prensa.

“El problema de la infertilidad”
“Edwards no ha resuelto en el fondo el problema de la infertilidad”, considera el religioso, en alusión a un asunto que resulta “serio” desde “el punto de vista patológico y epidemiológico”. En este sentido, abogó por buscar otra solución que, por ejemplo, sea “más económica y más accesible”.

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: