Inicio > Laicismo institucional, Ritos de paso > Un colectivo pide a Ocaña que haya funerales laicos en los centros cívicos

Un colectivo pide a Ocaña que haya funerales laicos en los centros cívicos

20 enero 2011

El ritual consistiría en que “los propios funcionarios que gestionan el edificio den el pésame a las familias en nombre de la ciudad” · Entienden que esta petición es “perfectamente asumible” por el Ayuntamiento

Jesús Cabrera | Actualizado 20.01.2011 – 06:52

El colectivo Córdoba Laica ha entregado al alcalde, Andrés Ocaña, un listado de peticiones en el que figura la posibilidad de celebrar funerales laicos en los centros cívicos de la capital. En concreto, reclaman que estas dependencias municipales se pueden “regular y habilitar, previa petición y autorización” donde “los propios funcionarios que gestionan el edificio den el pésame a las familias en nombre de la ciudad, dejando luego que cada uno celebre su ritual”.
La intención de Córdoba Laica es establecer unos ritos civiles que equivalgan a los de nacimiento, bodas y funerales, que sí son celebrados por las práctica totalidad de las confesiones religiosas. Ellos entienden que estas ceremonias de paso “deben tener un servicio por parte de las instituciones”, como es el caso del Ayuntamiento, para el que sería un servicio “perfectamente asumible”. La explicación de este colectivo es que los representantes públicos “son muchos más que los religiosos”, y que en las ciudades grandes, como es el caso de Córdoba, se podría ofertar esta alternativa con la cesión de salas en los centros cívicos, por la proximidad de éstos al domicilio del fallecido, o “en otros más amplios en el caso de requerir un espacio con aforo superior al disponible”.
En estos lugares, que deberán reunir las “condiciones de prestancia y aforo necesarias” se facilitaría que “las familias y cualesquiera otros, sean personas físicas o asociaciones que lo deseen, puedan realizar las honras fúnebres, reconocimientos, homenajes o ceremonias que merecen los difuntos”.
Esta petición está justificada en que “uno de los ámbitos más característicos de toda sociedad humana en los que se manifiesta la libertad de culto, es precisamente el de las tradiciones religiosas y sociales relacionadas con el culto a los difuntos y con las honras y ritos fúnebres”. Es ésta una celebración que va más allá del bautizo o del matrimonio que quedan restringidos en muchos casos a la celebración familiar y al círculo más cercano de amigos y allegados. La despedida al fallecido es un acto abierto al que cualquiera se puede sumar, pero es la Iglesia católica “la que dispone de templos y de una larga tradición de honras y ritos fúnebres que permiten a las familias de los fallecidos honrar a sus difuntos”. En contraposición, según Córdoba Laica, “en una sociedad abierta y pluralista” quienes no pertenezcan a ninguna confesión religiosa carecen de “lugares dignos y adecuados para hacer su luto personal y realizar el último adiós a sus difuntos”, que se podrían decidir en el seno de una comisión.
Este escrito fue entregado a Ocaña en el transcurso de una visita que le realizaron en su despacho el pasado 12 de enero los representantes de Córdoba Laica. Fuentes del gobierno municipal señalaron que aún no existe respuesta a este documento que ha sido remitido al área municipal correspondiente para su evaluación. Tras la reunión, este colectivo hizo público el texto en su página web para conocimiento general del mismo.
En el mismo figuran también otras peticiones que realizan al Consistorio, como que en las ceremonias religiosas “no haya presentación institucional de la Alcaldía” o que los espacios públicos municipales “estén libres de símbolos religiosos, así como la retirada de elementos religiosos colocados por particulares con carácter permanente en monumentos históricos, como el de la torre Malmuerta” o que “la Policía Local no participe en las celebraciones de la Semana Santa”.
Consideran que el número de bodas civiles en el Alcázar debe crecer

Córdoba Laica aplaude que la ciudad cuente con un recinto como el salón de los Mosaicos del Alcázar de los Reyes Cristianos para la celebración de los matrimonios civiles. En su opinión, este espacio “es bastante adecuado y con decoro”, aunque en el aspecto negativo entienden que “se ha quedado limitado por cuanto se producen largas listas de espera”, cuando se abre el calendario y muchas parejas de novios pasan la noche en el Ayuntamiento para poder elegir la fecha deseada. Como solución a este inconveniente, Córdoba Laica propone al Ayuntamiento que “se alarguen los horarios y los días de celebración y así dar una mejor prestación a la sociedad cordobesa”. En los días en que hay matrimonios civiles en el Alcázar, se excluye esta zona de la visita a los turistas.
Un representante público debe dar la bienvenida a los bebés

Dentro de los ritos de paso está el de nacimiento, junto al de matrimonio y la defunción. Cada confesión religiosa tiene su modo de celebrarlo y en la Iglesia católica se llama bautismo. Para aquellas familias que no sean creyentes, Córdoba Laica propone que se instituya el “acto de bienvenida a la sociedad civil de un recién nacido”. Más allá de la inscripción en el registro del bebé, este colectivo quiere “saludar en un acto colectivo” al neonato, por lo que “reclama a un representante de la sociedad a la que pertenece para que presida el acontecimiento”. En este caso, Córdoba Laica no especifica el lugar ni las características que debe reunir el recinto para la celebración de este acto de bienvenida a los recién nacidos.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: