Inicio > Laicismo institucional > Y antes de decir adiós… Otro acto de antilaicismo institucional

Y antes de decir adiós… Otro acto de antilaicismo institucional

3 junio 2011

El sábado celebraremos las JORNADAS ANDALUZAS: “LAICISMO, BASE DE LA CIUDADANÍA DEMOCRÁTICA”.  El ayuntamiento de Córdoba, en un gesto que le honra, patrocina esta actividad, la última antes de que los nuevos aires tomen el relevo de Capitulares.

Pero era tan sólo…Un espejismo. Un año más el Ayuntamiento y su alcalde despiden a bombo y platillo a la Hermandad del Rocío antes de que celebren su fiesta campestre anual (que respetamos, obviamente) en torno a su Virgen. Algo así como: No querías arroz, pues toma una taza más de ceremonia confesional. Como la de la Virgen de Linares de hace poco menos de un mes. Como  tantas otras a las que Rosa y Ocaña nos tenían tan acostumbrados.

La primera fiesta de los rocieros

El Día de Córdoba

Alrededor de 300 personas recorren la ciudad tras la celebración de la misa en la Catedral antes de iniciar un recorrido de nueve etapas, el de mayor duración

R. C. M. | Actualizado 03.06.2011 – 01:00

Recepción de autoridades a la Hermandad del Rocío en Capitulares.

Faltan diez días para que llegue la esperada madrugada del lunes siguiente a Pentecostés, momento en el que tendrá lugar el tradicional salto de la reja y la salida de la Virgen del Rocío desde su ermita en la aldea almonteña. Ayer comenzó la cuenta atrás para la primera hermandad que inicia su peregrinación, la de Córdoba. Alrededor de 300 fieles tomaron ayer la ciudad y la cubrieron de colorido y sones rocieros en el arranque de su particular camino hacia El Rocío, una ruta que cuenta con nueve etapas y con un claro predomino de la fiesta y la devoción a la Blanca Paloma. El entorno de la Catedral, los Santos Mártires, la avenida de la Victoria, la plaza de las Tendillas y la calle Capitulares fueron algunos de los puntos de paso de esta cofradía, ayer encabezada en su cortejo por algo más de medio centenar de caballistas y cerrada por algunos de los enganches que se han sumado este año a la peregrinación que se realiza desde Córdoba.Ayer se vivió la primera de las diez fiestas que aún le quedan por vivir a los rocieros que partieron de Córdoba. Tras la misa de romeros que se celebró en la Catedral y que ofició por primera vez el obispo, monseñor Demetrio Fernández -el año pasado los acompañó hasta La Carlota-, los peregrinos se despidieron de los vecinos de la capital pasando por diversos puntos tanto del Casco Histórico como del centro de la ciudad. Abrieron el paso una decena de caballistas y, tras ellos, una banda de música y el resto de los jinetes que participarán en esta ruta religiosa con destino en las Marismas del Guadalquivir. También participaron los representantes de algunas hermandades de la capital de Penitencia y Gloria que tiene algún tipo de vínculo con la del Rocío y la junta de gobierno de la corporación, encabezada por Bernabé Jiménez. Todos ellos lucieron un sombrero cordobés con cinta dorada en la que se podía leer Córdobaen letras de gran tamaño.Justo detrás y aún escuchándose el sonido del tamboril y la gaita rociera iba la carreta con el simpecado de la hermandad. El colorido de las flores, con predominio de los tonos rosas, y los nuevos arbóreos, sobresalieron en una vistosa composición en la que este año ha puesto especial interés la cofradía. También contó ayer con una importante presencia de cofrades y fieles en general de la Virgen del Rocío.

El primer final de etapa fue el polígono de la Amargacena. Desde aquí partirán hoy rumbo a la localidad cordobesa de La Carlota.

  1. 5 junio 2011 a las 9:55

    Faltan Rosa Candelario y Antonio Hurtado y José Joaquín Cuadra….

  2. Vicky
    4 junio 2011 a las 17:33

    Vaya, Sr. Ocaña; se ha ganado ser despedido con un sonoro abucheo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: