Inicio > Laicismo institucional, Visita del Papa > NO COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINOS

NO COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINOS

15 agosto 2011

Juan Rivera
Colectivo Prometeo

NO COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINOS: La Izquierda tiene que decir “ ¡Basta ya!” a los intentos de reinstaurar el Nacionalcatolicismo

Tengo en la pantalla del ordenador dos fotos y un texto. La primera de las imágenes, en blanco y negro, nos muestra – mayo de 1944- a Franco con el nuncio Cicognani y el obispo de Madrid-Alcalá , Eijo Garay en lo que puede ser una consagración de uno de los monumentos al Sagrado Corazón de Jesús que en plena autarquía dictatorial florecieron como champiñones, buscando la “recristianización “ de un pueblo que había sido tentado por el demonio del pensamiento republicano.

      La segunda, ya en color, muestra al heredero de Franco, Juan Carlos I, inclinando la cerviz ante el otrora responsable de la Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición, ( hoy Congregación para la Doctrina de la Fe ) el actual Papa, Benedicto XVI, mientras lo rodean altos cargos eclesiásticos.
El texto es muy breve, una línea del artículo 16.3 de la vigente Constitución de 1978 que dice: “ Ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

     ¿ Qué une a estos tres elementos en teoría dispares?. Aunque la diferencia temporal es evidente, 34 años separan la primera foto del texto y más de 60 años a las dos imágenes, sin embargo muestran claramente una continuidad: la sumisión – salvo loables excepciones- que en nuestro país ha mantenido el poder político frente a la jerarquía eclesiástica, lo que ha terminado por convertir en papel mojado y sin valor, aquellos tímidos intentos de configurar una nación en la que fuese posible la separación real entre una Iglesia Católica de visión totalitaria ( a la que no le tembló el pulso en el XIX para transigir con la Desamortización eclesiástica a cambio de recibir de los gobiernos de turno la financiación y el dominio de las mentes a través del control de la enseñanza, ni en el XX para apuntalar y avalar una de las dictaduras más sangrientas de la Historia si ésta le garantizaba, aumentándolos exponencialmente, sus sempiternos privilegios) y el Estado.
     Y este problema, arrastrado durante siglos, se ha vuelto a manifestar en toda su crudeza con el comportamiento de la oligarquía dirigente y los sectores sociales controlados por ella, ante la anunciada visita papal de agosto de 2011.
      En primer lugar debemos partir de lo obvio: ¿ Tiene derecho el actual jefe del Vaticano a venir de visita pastoral para fortalecer los ánimos de sus militantes?. Por supuesto que sí, y nadie se lo discute. Lo que no tienen derecho, ni él ni sus acólitos, es a convertir un evento privado que debería ser sufragado íntegramente por quienes participan de él , en un colosal desvío de fondos públicos para sostener creencias particulares.
     En segundo lugar: ¿ Tenemos derecho los que creemos en un Estado laico a criticar el montaje?. Por supuesto. Y a indignarnos y expresarlo. Y a denunciar la cobardía de una Delegación de Gobierno como la de Madrid, más preocupada por intentar hacer invisibles las protestas que por vigilar para que los derechos de todos los madrileños ,y no sólo de los que están dispuestos a comulgar con lo que les echen, sean garantizados y esa garantía pasa por impedir que las calles o avenidas principales se corten durante una semana, como si estuviésemos en un remedo de estado de excepción eclesial obligatorio, que coarta la libertad de movimientos recogida en el artículo 19 de la Constitución.
     En tercer lugar: ¿ las críticas a la visita son una prueba de intolerancia laicista?. Aunque el No se responde solo, nos gustaría proponerle al lector favorable a la venida un ejercicio de imaginación con la siguiente hipótesis:
     “Madrid ha sido la ciudad elegida para acoger el Primer Encuentro Mundial de la Juventud Revolucionaria. Al acto central está prevista la asistencia de centenares de miles de jóvenes, “ guardias rojos”, en su mayoría sacados de las escuelas de adoctrinamiento marxista, subvencionadas por los distintos gobiernos. Al mitin central acudirán Fidel Castro y Hugo Chávez. Este último, aunque jefe de Estado de Venezuela, viene en calidad de “ guía revolucionario” e impartirá la charla teórica en la que se pondrán en solfa muchas de los acuerdos políticos aprobados por el Parlamento español en los últimos años.
      Para que a los insignes visitantes no les falte de nada, el Estado ha movilizado ingentes recursos en cesión de infraestructuras y seguridad, mientras que las Comunidades y ayuntamientos ponen a disposición locales, institutos, polideportivos, personal…gratis total. Preocupados porque pueda faltar algo, se ha pasado un “ impuesto revolucionario solidario” a las grandes empresas y estas podrán desgravarlo en sus declaraciones de Hacienda.
       Para hacer la visita más amena a los “pioneros leninistas “ se les regalará la movilidad con bonos de transporte público a precio de saldo.
     Y por supuesto, todos los dirigentes políticos del Gobierno y la jefatura del estado, quedan , en posición de firmes, a las órdenes de los huéspedes”
     Sin querer seguir el cuento: ¿ Nos cuesta algo imaginarnos el griterío y rasgado de vestiduras de los medios de difusión ideológica, que hoy aplauden la llegada del Papa , si sólo se cumpliese esta fábula en un 1%?
     Por eso debemos recordarles que aunque el artículo 16.3 dice también que :
     ” Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.”,
esa cooperación no implica satisfacer a costa de erario público hasta el más mínimo de sus caprichos.
     Estamos en época de crisis económica. Diariamente nos bombardean con recortes sociales vendidos como inevitables por los mismos que evitan todos los días enfrentarse a los poderes económicos y practicar una política económica que tenga como eje la progresividad fiscal ( quien más tiene, más paga ).
     Cuando en las pasadas elecciones el PP ha llegado al gobierno municipal en nuevos Ayuntamientos y Autonomías, le ha faltado tiempo para pregonar la gravedad del endeudamiento que abra la puerta a privatizaciones ( otra cosa es el silencio mantenido por este mismo partido en los Ayuntamientos y comunidades –Madrid , Valencia- que ya controlaban y están siempre en todas las listas de los más endeudados) y anunciar un cierre de grifo para gastos “superfluos” ( léase aquí, con contenido social).
     Al alimón, sus parientes ideológicos- en modelo social , economía y creencias –  de Convergencia y Unión han cogido la tijera de podar y, manos a la obra han empezado a hacer tambalear, con la intención de derribarlas, a la Educación y Sanidad Pública.
     Pero curiosamente, como buenos hijos de Dios que son, no han tenido problemas para poner a disposición del cardenal Ratzinger y su corte  los recursos que hiciesen falta. Y en un bíblico ejemplo de que no se entere la mano izquierda de lo que haga la derecha, en Madrid a la vez que subvencionaban el transporte público de los píos, encarecían el mismo para el resto de los turistas visitantes.
     Y esto es lo que denuncian los colectivos laicos. La doblez, el discurso hipócrita, que achica el valor de lo público transfiriendo los recursos de todos a unos pocos. El gran problema es que llueve sobre mojado.
     Nada de esto es nuevo, como no lo son los privilegios de la Iglesia en Hacienda, o en la declaración del IRPF o en el IBI o en la Inmatriculación de Bienes gracias a la Ley Hipotecaria, o en el sostenimiento estatal de los sacerdotes…
     Tampoco el estar acostumbrados a que el Estado corra con los gastos del mantenimiento del patrimonio Histórico pero que los ingresos de las entradas queden en casa. Ni el inmiscuirse en la política nacional o apostar siempre por la opción ideológica más retrógrada. Ni la sumisión de los dos partidos principales del turno, PP y PSOE con el añadido de los “ nacionalistas demócrata- cristianos “, a las sotanas.
     Lo nuevo es que en su intento de Cruzada para recomponer un sistema que beba del añejo nacionalcatolicismo, cada día son más audaces, menos cínicos, más previsibles.
     Hoy la militancia religiosa activa está controlada por los movimientos situados el la extrema derecha, (Kikos y similares) y son plenamente conscientes de la bicoca que supone – para su desarrollo  – un Estado sometido que además, les entrega el tesoro más preciado, la Enseñanza,  gracias a un sistema de Educación concertada que  les transfiere dinero de todos y a la vez pretende cargarse  la Educación pública, laica y gratuita.
     Esos jóvenes de colegios religiosos constituyen el grueso de los que se dejarán ver estos días por España.
     De ahí la importancia que tiene para la Izquierda el ser capaz de articular una respuesta contundente que tenga en su adn:
– Ser conscientes de que asistimos a una fase de la revuelta de los privilegiados que el pensamiento neoconservador, tan asociado a los movimientos ultrarreligiosos, puso en marcha con el nombre de “ neoliberalismo económico”
Mantenernos en la idea de que el espacio público debe ser laico.
– Denunciar el uso escandaloso que se le está dando a los recurso públicos para sostener económicamente unos actos pastorales privados, mientras se recortan sin pudor derechos sociales.
Poner en la picota, como consumidores a las empresas que se lucran subvencionando, llamando al boicot activo de sus productos
– Fiscalizar en todos los Ayuntamientos ( los grupos municipales de IU y demás concejales de izquierda pueden hacerlo ) de nuestro país el dinero que desde las arcas municipales se haya podido destinar al evento , calculando y tarifando el total , incluyendo por supuesto el “ lucro cesante “ ( no cobrar alquileres cuando habitualmente se hace ) y el salario de todos aquellos funcionarios que han sido puestos al servicio del acto.
Traducir lo que hubiese supuesto en  hospitales, escuelas, infraestructuras, empleos…  el coste de la visita
     Y por último: no olvidar. Los que sabemos qué sociedad surge de una Teocracia , tenemos el deber de combatir cualquier intento de instaurarla en nuestro país.
A %d blogueros les gusta esto: