Inicio > Escuela Pública y Laica > NOTA DE PRENSA DE LA PLATAFORMA POR LA ESCUELA PÚBLICA, LAICA Y DE CALIDAD

NOTA DE PRENSA DE LA PLATAFORMA POR LA ESCUELA PÚBLICA, LAICA Y DE CALIDAD

12 noviembre 2011

LA NOTICIA SOBRE LA PLATAFORMA EN EL DÍA DE CÓRDOBA

http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/1108319/colectivo/escuela/publica/acusa/centros/religiosos/difundir/la/homofobia.html

http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/1109160/la/concertada/acusa/la/plataforma/escuela/publica/herir/su/dignidad.html

NUESTRA RESPUESTA, ENVIADA AL DÍA DE CÓRDOBA (REDACCIÓN Y DIRECTOR) EL DÍA 11 DE NOVIEMBRE DE 2011

A raíz de la noticia publicada en EL Día de Córdoba el  8 de noviembre, relacionada con  la constitución de la Plataforma cordobesa por la Escuela Pública, Laica y de Calidad y de la polémica suscitada en torno a ella, consideramos que el titular y la entradilla aclaratoria  de la noticia son totalmente falsos y deliberadamente tendenciosos y beligerantes, con el fin de desprestigiar a esta Plataforma y generar un clima de hostilidad innecesario y artificial.

Con independencia de lo que mantenga  cada una de las organizaciones firmantes  sobre los conciertos educativos,  de ninguna manera esta  Plataforma considera que todos los centros de enseñanza religiosos, concertados o no, difunden la homofobia, fomentando “actitudes antisociales como el machismo, la homofobia y la discriminación de los que tienen convicciones diferentes, sin mencionar los casos más graves de encubrimiento o justificación de conductas que son graves delitos contra la consideración igualitaria de la mujer o el respeto a menores”.

A pesar de las comillas, que sugieren al lector que es una cita textual, esta  Plataforma sostiene  que estas frases forman parte de un contexto que solo tiene sentido en su conjunto,  un párrafo en el que  se reclama a los poderes públicos que no financien los  centros de enseñanza que en su ideario y en su práctica docente promuevan ciertos valores contrarios a las leyes democráticas y  ciertas actitudes como las que cita la redactora (1).  Entre el titular y el manifiesto hay un abismo.

Por todo ello,  exigimos al Director del Día de Córdoba la rectificación inmediata de la noticia en los términos expresados en esta NOTA de PRENSA. Igualmente le pedimos a la Patronal de los centros religiosos católicos que  lean la fuente original y, posteriormente, dirijan sus críticas  a la Dirección de este periódico  por la manipulación tendenciosa del manifiesto con el fin de sembrar  la discordia. Igualmente le rogamos que, en su caso,  la indignación que dicen sentir la transmitan a aquellos centros de enseñanza religiosos que en su ideario y en su actividad docente   segregan  por sexos;   consideran que la  homosexualidad es una enfermedad y el matrimonio homosexual una unión antinatural;  criminalizan el  aborto legal;   transmiten valores machistas  al alumnado, como el  que mantiene relegada a la mujer en la Iglesia, en labores de servicio y  lejos de puestos de responsabilidad; contratan exclusivamente a profesorado con perfil católico o cuestionan a aquellos  en situación familiar “pecaminosa”  y, finalmente,  ponen trabas  a la matriculación del alumnado sin creencias o con credos diferentes, a pesar de ser centros concertados.

(1) Textualmente, el párrafo en el que se incluyen el titular y la entradilla es el siguiente : Reclamamos que los poderes públicos no financien como concertados los centros privados- religiosos que fomentan una visión de la realidad contraria a los avances del conocimiento científico o, a nivel ideológico y político, a las leyes aprobadas por el Parlamento democrático. Tampoco a los que aplican idearios o proyectos educativos u organizativos que contradicen los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la convención de los Derechos del Niño, así como los derechos civiles garantizados por las leyes españolas. Los centros educativos confesionales transmiten a su alumnado el particular ideario de la confesión católica, desdeñando otros modelos, contraviniendo en su caso, principios constitucionales y fomentando actitudes antisociales como el machismo, la homofobia y la discriminación de los que tienen convicciones diferentes. Sin mencionar los casos más graves de encubrimiento o justificación de conductas que son graves delitos (contra la consideración igualitaria de la mujer, el respeto a menores, etc.).”

Córdoba, a 10 de noviembre de 2011.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: