Archivo

Archive for the ‘IRPF’ Category

SOBRE LA CONFERENCIA POLÍTICA DEL PSOE: LA CUESTIÓN DE LA LAICIDAD

12 noviembre 2013 Los comentarios están cerrados

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DE EUROPA LAICA, FRANCISCO DELGADO, SOBRE LA PROPUESTA DE MODIFICACIÓN DE LA ACTUAL LEY DEL ABORTO

DECLARACIÓN A LA SOCIEDAD Y A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Europa Laica considera un hecho favorable que la reciente “Conferencia política del PSOE” haya tratado algunas de las cuestiones que nuestra organización viene reclamando, desde hace años. Y a los que se les deberían de haber dado solución en los primeros años de la Democracia, por imperativo constitucional.

 LAICIDAD Y EDUCACIÓN.

(Extracto de los Acuerdos hechos públicos por la oficina de prensa del PSOE, en el día de ayer)

 El PSOE denunciará los acuerdos con el Vaticano. Apuesta por la autofinanciación de todas las confesiones religiosas. Defiende la escuela pública y laica, preñada de valores públicos para construir ciudadanía. Una escuela para la igualdad entre mujeres y hombres, que apueste por la coeducación y no por la segregación y afirma, en consecuencia, que no tiene cabida en ella la enseñanza curricular de la religión, ni tampoco en horario escolar.

 La Iglesia Católica pagará el IBI de todas aquellas propiedades que no sean de exclusivo uso, para culto (por tanto, las iglesias quedarían excluidas del pago de este impuesto, igual que lo están las instituciones culturales sin ánimo de lucro).

Para los socialistas el laicismo es neutralidad y no es, en sí mismo, ni antirreligioso ni anticlerical. Se muestran absolutamente respetuosos con todas las confesiones religiosas y defienden que el Estado garantice que puedan ser practicadas en libertad. Por eso, se compromete a impulsar una Ley de libertad religiosa, de libertad de conciencia y de libertad de culto.

 Estas propuestas políticas se deberían de haber desarrollado desde hace años, cuando el PSOE tuvo, reiteradamente, mayorías en el Parlamento, sin embargo fueron tratadas no ya sólo con pasividad, sino que se incrementaron beneficios, esencialmente, para la iglesia católica oficial.  No obstante Europa Laica reconoce un indudable avance, con respecto a posicionamientos anteriores. Bienvenidos sean, si se cumplen, para lo cual vamos a estar muy vigilantes tanto de los programas que se presenten, como de su cumplimiento y, también, de las actitudes políticas, ayuntamiento a ayuntamiento y en todas las CCAA, donde el PSOE tenga poder de decisión (o influencia) a través de nuestro “Observatorio de la Laicidad”.

 Pero hemos de aclarar que no nos satisface que no se haya establecido un compromiso político nítido para construir el Estado laico.

 Ni que, en el ámbito de la Enseñanza, haya un compromiso, para que -de forma progresiva- se dejen de financiar a las escuelas de ideario religioso o de otra naturaleza particular. Situación que es muy grave.

Ni de la eliminación, como delito, en el código penal, de la ofensa a los sentimientos religiosos, que todavía se puede considerar como delito de blasfemia.  Ni de la eliminación de los efectos civiles de los matrimonios religiosos. Ni que se vayan a suprimir a los capellanes funcionarios.

 Ni que se vaya a modificar, con carácter retroactivo, la “Ley Hipotecaria” y su Reglamento, que permite el registro y por lo tanto la apropiación de bienes públicos, por parte los obispos diocesanos.

 Se tiende una “trampa” en la propuesta del PSOE, con la cuestión del IBI, al considerar a las religiones entidades sin ánimo de lucro y concederles ese enorme beneficio fiscal para los lugares de culto, cuando, en la práctica, son corporaciones privadas con ánimo de lucro, en la mayoría de sus actividades, incluido el culto. Tampoco se expresa nada sobre que se vayan a eliminar otros diversos beneficios fiscales (más allá del IBI) en el ámbito local, autonómico y estatal. Ni de que se vaya a revisar la injustificable Ley de Fundaciones y Mecenazgo. Ni se hace comentario alguno sobre el Patrimonio Histórico, en poder de la Iglesia, y en el que invierte el Estado para su mantenimiento y conservación.

 La propuesta de “apostar” por la autofinanciación de las confesiones religiosas, se supone que irá en la línea de hacer una propuesta clara y precisa para eliminar, a muy corto plazo, la financiación de la IC a través del impuesto de la renta. Así como la financiación directa, con subvenciones, a otras confesiones y eliminar la cesión de suelo público a las confesiones religiosas, para sus lugares de culto.

 Todo lo relativo a simbología y actos religiosos en los lugares y ámbito público, no se hace mención alguna, siendo éste uno de los más importantes problemas, ya que suponen la perpetuación de un poder y un privilegio determinado, frente a la neutralidad del Estado en materia de convicciones.

 Tampoco se pronuncia por un organismo ancestral: La “Obra Pía de los Santos Lugares”. Ni de la cada vez mayor cesión de servicios sociales y sanitarios a entidades religiosas y de caridad, cuando corresponde gestionarlos a la administración del Estado, con lo que se está privatizando la “res pública”.

Tampoco se pronuncian por la necesaria modificación de la Constitución, al menos en algunos apartados del artículo 16, por discriminatorios. Ni, si ante la anunciada denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede, se supone que no habría otro Concordato. Pero si lo que está en la mente de los dirigentes del PSOE es una adaptación de los mismos, en qué línea política irían.

 También, se refieren a la “cuestión religiosa” como si fuera (la religiosa) la única convicción de las personas, olvidando que existe multiplicidad de convicciones, muchas de ellas no religiosas u otras de no práctica religiosa, de las que no se hace cita alguna. Apuntan, por último, el compromiso (una vez más) de presentar una propuesta de Ley, de la que no compartimos la  denominación que le atribuyen, ya que la “libertad religiosa y de culto”, forma parte del concepto amplio de “libertad de conciencia”. Algunas de las cuestiones anteriormente citadas deberían de plasmarse en una ley de “libertad de conciencia”, que Europa Laica propone.

Anuncios

¿Podrá ser España un Estado laico?

6 noviembre 2013 Los comentarios están cerrados

Documento con fecha lunes, 04 de noviembre de 2013. Publicado el martes, 05 de noviembre de 2013.
Autor: Francisco Delgado | Presidente de Europa Laica.Fuente: DiarioAb.

La Constitución de 1978, aun en su calculada ambigüedad, declara el “principio de laicidad del Estado” y del derecho individual a la “libertad de conciencia”. Sin embargo, en la práctica, se puede considerar, dentro del “concierto internacional de naciones”, como un Estado con una fuerte influencia “confesional católica”. Sólo hay que dar un sucinto repaso sobre el modelo de Enseñanza (El Estado financia centros dogmático católicos y cada vez cobra más fuerza la religión confesional en la Enseñanza); la financiación de la iglesia católica a través del impuesto de la renta y las múltiples exenciones tributarias; la consideración de los obispos diocesanos como autoridad pública, con el fin de que puedan apropiarse de bienes públicos no registrados; capellanes funcionarios en diversos ámbitos civiles y militares; actitudes confesionales de multitud de políticos en función de sus cargo; permanencia de símbolos católicos en estancias públicas de todo tipo; funerales de Estado católicos y juramento de cargos delante de la biblia; nombramientos de vírgenes y santos como alcaldes y alcaldesas perpetuas de muchas localidades; vulneración constante del derecho a la libertad de conciencia… Si sigo… acabaríamos el artículo con una amplia retahíla de pruebas… y me faltaría espacio. (Ver “Observatorio de la laicidad”)

En suma, los poderes públicos españoles de forma muy generalizada se “pasan por el forro” la Constitución y la Declaración Universal de Derechos Humanos, abrazándose a los “Acuerdos con la Santa Sede de 1979” de supuesta inconstitucionalidad. Que hasta le confieren un rango de acuerdo internacional, cuando no lo son, si nos atenemos al Convenio de Viena de 1969. Y todo ello, con el propósito de justificar la vieja alianza: “Estado-religión”, que camina en sentido opuesto a los ideales de libertad y derechos de ciudadanía, que se estableció con la revolución francesa y con la Ilustración. Y que no pasó la barrera de los Pirineos.

Le derecha, heredera de la ideología nacional-católica, está ejerciendo “muy bien” su rol, es lo que toca: “arrimar el ascua, a su sardina”. Pero la sociedad, sin embargo, se ha secularizado enormemente. Sobre todo entre los más jóvenes. Entonces, si esto está pasando, a pesar de la derecha y del clero… ¿Podrá ser España, algún día, un Estado laico?: Pienso que puede serlo, aunque, afortunadamente, siempre será un proceso inacabado.

Conferencia política del PSOE

Si la construcción del “Estado laico” se ha demorado, una buena parte de responsabilidad recae sobre el actual partido de la oposición (PSOE), ya que ha tenido en sus manos, durante más de dos décadas, la posibilidad de ir afianzándolo, poco a poco y sin traumas, “escuchando” a una parte importante de la sociedad e, incluso, de sus afiliados. Ya que en su ADN político la laicidad debería de ser una prioridad y, también, por respeto a las decenas de miles de hombres y mujeres socialistas que se sacrificaron por defender ideales laicistas. Pero no, los jóvenes que “ocuparon” (democráticamente) el Partido, en el Congreso de Suresnes, en 1974 tenían otra estrategia: medrar junto al clero católico para hacer más fácil una transición engañosa y muchos de los que han llegado al Partido, ya en la democracia, se han preocupado más de sus ascensos políticos, que de ser leales a un pasado, que les deba igual. Es más, ni siquiera tuvieron la ética de reclamar “justicia y reparación”, en memoria de los caídos por la república defendiendo la legalidad, entre otras cosas por no “crear problemas a la Iglesia oficial”. Por esta causa y por otras sobrevenidas, hoy la credibilidad del PSOE está en entredicho. Tendrán que pasar algunos años o muchísimas cosas, para ser un partido creíble de izquierdas, si es que aspiran a ello o si antes no se fragmenta por cuestiones territoriales o ideológicas.

Las actitudes, de los alcaldes de Tarragona, Zaragoza o Toledo, entre otros afiliados… no se lo van a poner nada fácil a los que pretenden, desde dentro y comenzando por la “Conferencia política” de los próximos días, “privatizar”, como corresponde, a toda asociación religiosa. Proponiendo, de verdad, la anulación de los Acuerdos con la Santa Sede, sacar la religión de las escuelas y tratar a la “corporación católica” como a cualquier empresa o asociación, en materia tributaria y jurídica. En manos de los actuales dirigentes del PSOE se depositan muchas esperanzas, pero hasta la retórica, en este tema, mucho me temo, que llega demasiado tarde. Ojala y me equivoque.

El sobre

12 octubre 2013 Los comentarios están cerrados

Fuente: http://cordopolis.es/el-insurrecto/2013/10/11/el-sobre/

Llegaron a la hora convenida. Él los esperaba dentro. Vestía con chaqueta y pantalón del mismo color de la noche. Vengan conmigo, les dijo. Y en séquito atravesaron aquella nave sin que nadie los viera. Hueca. Enorme. A oscuras. En silencio. El despacho era rancio y olía a rancio. Se sentaron a su alrededor para escuchar la forma de proceder y demás detalles del negocio. Al terminar, les entregó un sobre vacío con una cantidad escrita en la solapa. Y sonrió. Hasta mañana.

Al día siguiente todo fue conforme a lo previsto. Apenas media hora. Y luego regresaron al despacho para cerrar el asunto con unas firmas. Uno de ellos le devolvió el sobre con la cantidad de dinero marcada. Él tuvo que levantarse la sotana para meterlo en el bolsillo. Y volvió a sonreír agradecido. Hasta la próxima, dijo. Todos se despidieron menos el del sobre: “antes de irme, le rogaría que me extendiera un recibo por la cantidad que le acabó de entregar”. Es un donativo, contestó el párroco. Precisamente por eso, insistió el donante: “cada mes cargan en mi cuenta bancaria una cantidad aún menor para una ONG que me practica la oportuna retención en el IRPF. Con sinceridad, creo que es el mismo caso”. No lo es, replicó el cura: “usted me ha entregado libremente un donativo por la realización de un sacramento que se destinará al mantenimiento de la Iglesia Católica. ¿Es que acaso no tiene fe?” El hombre quedó perplejo: “En Dios sí; en los hombres, no”.

Respeto a todos los que profesan cualquier religión o ideología que me respete. Ya sean católicos, musulmanes, judíos, protestantes, agnósticos o ateos. Y la única garantía legal del respeto recíproco pasa por la laicidad del Estado. Los poderes públicos deben limitarse a velar porque el mar esté en calma para que puedan navegar todas las confesiones e ideologías. Y para evitar tormentas, ninguna puede recibir privilegios por encima de otra, ni por encima de nadie. El ciudadano es la célula esencial y única medida del poder político, porque en él y sólo en él reside la soberanía del Estado. En eso consiste la igualdad que nuestra Constitución proclama como uno de los pilares del Estado Social y Democrático de Derecho. Si de verdad fuera así, todas y todos deberíamos tener garantizadas de inicio las mismas oportunidades para ser lo que queramos ser. Y todas y todos sabemos que es mentira. Ya me cuesta entender que una confesión reciba de las arcas públicas mucho más que el resto, sencillamente porque ninguna debería recibir nada. A lo sumo podrían concurrir en igualdad en la misma convocatoria con las demás asociaciones o fundaciones sin ánimo de lucro. Pero lo que no puedo tolerar como ciudadano es que reciban el trato que al resto de los ciudadanos se nos niega. Y ningún dios puede ser la excusa.

No cuestiono los donativos para estos fines. En absoluto. Cada uno es libre para dar su dinero a quien le parezca. Lo que critico es la falta de transparencia tolerada para algunas personas e instituciones. Me da igual que sea un político, un sindicalista, un empresario, un cura o el Rey quien reciba los sobres. Su obligación, como la de cualquier ciudadano, es declararlos para no vulnerar el principio de igualdad. Los ciudadanos estamos hartos de ver en los medios como unos los perciben impunemente, mientras otros pagamos impuestos por respirar. La brecha es cada día más sangrante. Aumenta el número de desahucios en la misma proporción que la de millonarios en España. 365.000 disponen de un patrimonio entre un millón y los 5 millones de euros. Cerca de 25.000 poseen entre 5 y 10 millones. 12.500 se quedan en el umbral de los 50 millones. 829 gozan de un patrimonio valorado entre 50 y 100 millones. 426 entre 100 y 500. 35 entre 500 y 1.000 millones. Y 16 personas tienen más de mil millones de euros. Todas estas cifras se entienden sobre dinero declarado. Entre ellas no aparece la Iglesia Católica. Tampoco las personas físicas o jurídicas que vulneran la ley. Entiendo que los corruptos y delincuentes no puedan extender recibo por los donativos que reciben. Pero no quiero dudar de quienes tienen a la caridad como una de sus virtudes. Y a la mentira como pecado mortal.

Desde el profundo respeto que me merecen los católicos de buena voluntad, ruego que sean ellos quienes exijan transparencia a la institución que gestiona económicamente su fe. La misma transparencia que los ciudadanos exigimos a nuestros políticos, sindicatos o empresarios. Porque es la misma que se nos exige a nosotros. Aunque no lo parezca viendo como unos cuántos aplauden a un defraudador millonario por ser futbolista, llaman “fea” de forma machista y antidemocrática a una jueza que descubre sobres por todas partes, o no piden la dimisión de un concejal corrupto por lo mucho que sabe y calla.

La “x” solidaria

24 mayo 2013 Los comentarios están cerrados

logo nuevo fcb http://www.diariocordoba.com/noticias/opinion/la-x-solidaria_805644.html  

JOSE A. Naz Valverde 24/05/2013

En la campaña de la Renta de este año han irrumpido con fuerza varios anuncios publicitarios, desde los principales medios de información, fundamentalmente televisivos y radiofónicos, solicitando nuestra “solidaridad” marcando las casillas de la Iglesia Católica o la de Fines Sociales. En muchos casos el formato en televisión se presenta como una información, con una locutora, que nos habla de todas actividades de ayudas sociales que realizan algunas ONGs y la propia Iglesia, presentadas casi como los únicos agentes de dichas ayudas; y se nos recuerda que “no nos cuesta nada” mientras se nos incita a ser sensibles y colaborar. Para comprender que se trata de una publicidad debemos tener buena vista y apreciar las pequeñas letras en una esquina de la pantalla.

La realización es tan buena que si no nos paramos a pensar, tendremos mala conciencia y nos consideraremos casi unos malvados si no marcamos dichas casillas. Pero si pensamos un poco podemos comprender y deducir lo siguiente:

-Es el Estado el que debe recoger todo el dinero de los impuestos, y es éste quien debe desarrollar todas las políticas de ayudas sociales y asistenciales.

-Ese 0’7% no es de la persona que marca la casilla, puesto que forma parte de lo que tiene que aportar en impuestos, sino de los presupuestos del Estado, por tanto de todos los españoles.

-Marcando las casillas se quebranta el principio constitucional de igualdad ante la ley y se discrimina por razón de convicciones y creencias.

-Todas las asociaciones, organizaciones, etcétera, deben financiarse con las aportaciones de sus seguidores, afiliados o fieles y, en todo caso, participar en el concurso de subvenciones, con total transparencia, seguimiento y control de las ayudas que recibieran.

-Marcando las casillas estamos detrayendo parte de ese dinero “de todos” para darlo a determinadas organizaciones particulares, que tienen diversos fines y actividades, aunque algunos de ellos sean sociales. En el caso de la Iglesia Católica, las múltiples actividades de culto, el mantenimiento del clero, de catequistas en los colegios, obispados…, de las miles de propiedades patrimoniales (de las que, por cierto, no paga IBI), de colegios religiosos y en algunos casos segregadores…; sin olvidar, la gran cantidad de dinero que dedica a la propaganda, como esta que comentamos o las que despliegan para promocionar la elección de la asignatura de religión o para oponerse y organizar movilizaciones contra leyes o gobiernos. De hecho la aportación del presupuesto de la Iglesia a obras sociales es un porcentaje mínimo de su presupuesto de miles de millones.

-Y, sobre todo, los fines sociales no pueden depender de la voluntad de los contribuyentes y de las limosnas de la Iglesia o las ONGs, tienen que formar parte de las políticas públicas y tener una partida en los Presupuestos del Estado.

Si realmente queremos ser solidarios/as debemos pagar nuestros impuestos y pagar más quien tiene más, y ejercer nuestra ciudadanía exigiendo al Estado que persiga el fraude y exija los impuestos a quien no paga, como los 2.500 millones que ingresaría de la Iglesia en IBI y otros de los que está exenta. O que dedique los 11.000 millones de euros que destina a la Iglesia, a desarrollar políticas sociales y asistenciales en unos momentos en que en nuestro país hemos superado los seis millones de parados, hay dos millones de familias sin ingresos y muchos más por debajo del umbral de la pobreza.

* Córdoba Laica

Categorías:Córdoba Laica, IRPF

Reflexiones de Francisco Delgado, Presidente de Europa Laica, a raíz de las últimas decisiones judiciales

12 agosto 2012 Los comentarios están cerrados

Con una mayoría parlamentaria y una judicatura mayoritariamente confesional, el avance hacia la laicidad del Estado se “estanca”, a pesar de tener una sociedad altamente secularizada.

La ideología católica de una mayoría de los jueces que, en la actualidad, forman parte del Tribunal Supremo, junto a la pasividad del poder legislativo y, lo que es más grave, del legado que dejaron los gobiernos “progresistas”  de González y Zapatero, en materia religiosa y de libertad de conciencia, son la causa principal de que el poder  judicial favorezca los intereses de la iglesia católica, en la mayoría de sus sentencias.

 Es intolerable que unas recientes sentencias de Tribunal Supremo (TS) eliminen los pequeños avances que se han ido consiguiendo en materia de libertad de conciencia, gracias al trabajo y al empeño que una parte muy importante de la ciudadanía.

 Conquistas a favor de la “construcción del Estado laico”, es decir del Estado de Derecho”, y, sobre todo, a favor de la “libertad de conciencia” de cada ciudadano y ciudadana..

 Es inaudito y muy preocupante que, como consecuencia de que los poderes legislativos y ejecutivos durante más de treinta años no hayan “hecho su trabajo” adecuadamente, sea el poder judicial, quienes legislen a “golpe de sentencias” en estas materias tan delicadas (como es la libertad de conciencia), favoreciendo los intereses del clero, en la mayoría de los casos.

 Los Gobiernos de Aznar y el actual de Rajoy, han estado y están (en la actualidad) de forma meritoria “en su papel” de defensa de los intereses de la Conferencia Episcopal, en todos los frentes políticos. Pero los que podían (y debían) haber cambiado el rumbo de la situación no lo hicieron: Primero fue González y sus diversos Gobiernos trufados de meapilas, durante 14 años y, posteriormente, Zapatero, junto a  sus  muy influyentes católicos durante 8 años, los que optaron, durante esos mandatos que tuvieron amplias mayorías, por mantener intacto el espíritu del Concordato franquista de 1953; mantener los Acuerdos con la San Sede de 1979; conservar la ley de libertad religiosa de 1980; aprobar leyes educativas, con un fuerte acento confesional (LODE y LOGSE), afianzándolo, aun más, en la vigente LOE, de 2006; NO derogar leyes y normas favorecedoras de los intereses de la jerarquía católica en materia de Derecho civil y penal, de tributos y de financiación (  en esta caso, si, pero aumentándola); NO derogar normas (como las de la Ley Hipotecaria) que permiten la usurpación de bienes públicos por parte de la iglesia católica; y SI propiciar actuaciones que permiten la cesión de suelo público para lugares de culto.

 Esta premeditada actitud de dirigentes del Partido Socialista tenía -como objetivo último- “retrasar o, incluso, evitar la construcción del Estado laico”, utilizando como coartada la “calculada” ambigüedad constitucional en esta materia.

Con esta actitud política han sido más que previsibles los compromisos “en ocasiones vergonzantes e irracionales” adquiridos, en diversos momentos de este tiempo con los Bertoni, Roucos, Ratzinger, Cañizares…  cuando, curiosamente, éstos les proferían insultos y amenazas constantes. Hecho realmente insólito.

 Y la causa de esos ataques del clero, especialmente a Zapatero, tenían que ver con leyes y actuaciones como la de los matrimonios entre personas del mismo sexo, la pacata ley del aborto, la asignatura de “Educar para la Ciudadanía”… junto a un rocambolesco y falaz mensaje sobre una denominada “Alianza de Civilizaciones”, actuaciones que, sin quitar el gran mérito de algunas de ellas, significaban una “cortina de humo” muy bien orquestada, que tapaban las otras miserias, como por ejemplo:

 *Financiación por el Estado de escuelas dogmaticas (privadas católicas): El “gran pastel” de la Iglesia, junto al de la financiación

*Religión, simbología y proselitismo confesional en centros escolares de titularidad pública

*Asimilación al cuerpo de funcionarios docentes de los catequistas designados por los obispos para que impartan religión católica en la escuela (y los designados por otras religiones: evangélicos, islamistas, etc.)

*Permitir que las confesiones religiosas no abonen la mayoría de los impuestos (el más sangrante es el del IBI)

*Permitir que la iglesia católica se apropie de bienes públicos y privados utilizando la Ley Hipotecaria

*La financiación del culto y el clero (católico)

*La cesión de suelo público para culto y proselitismo religioso

*La asistencia masiva de servidores públicos (políticos) a actos de carácter confesional y permitir simbología católica en lugares públicos.

*No proteger la libertad de conciencia de los menores y de las personas no religiosas, y, en cambio, si proteger las creencias e intereses religiosos

*En suma, la realidad y el legado consiste en que  las corporaciones religiosas (especialmente la católica) disfrutan de unos grandes privilegios, frente a un tejido social no religioso cada vez más castigado por los poderes públicos.

 La justificación “fácil” a estos desatinos políticos ha sido le cuestión electoral (en un país mayoritariamente católico… aunque menos, en la práctica). Pero a estas alturas de la historia sigo opinando que ha sido la “fácil excusa”, la “gran coartada” (sobre todo a nivel de militancia interna y de votantes),  pero en el fondo ha habido otros “intereses de carácter confesional” diferentes de los electorales.

 Por ello, después de tanta lucha laicista en donde se han conseguido ligeros avances, nos preocupan, nos irrita, nos llena de preocupación… aunque no nos extrañan recientes sentencias, claramente confesionales, del Tribunal Supremo. Ver en:

 http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16279

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16278

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16276

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16277

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16273

 Decisión confesional de un Organismo público sobre el cobro del IBI

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16275

 Los obispos se envalentonan y exigen el cumplimiento “inmediato”

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16301

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16300

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=16296

 Todas ellas divulgadas por nuestro boletín: laicismo.org y en nuestra web.

 “De aquellos barros, vienen estos lodos…” Supongo que rectificar -en política- es de “sabios”… Pero desconozco los planteamientos de futuro…que se puedan prever, si el PSOE o alguna conjunción de la izquierda vuelve a tener mayoría para legislar a medio plazo

 Europa Laica no se va a rendir… no se va a desanimar…todo lo contrario: Nos anima que frente a la complicidad de una parte importante de la judicatura y de la política con el clero y con los mercados, se está configurando una amplia mayoría social que anhela y exige un mayor grado de libertad y de democracia participativa. Que demanda que no se pierdan derechos ciudadanos, ni derechos sociales conquistados con mucho esfuerzo.

 Más allá de la construcción del Estado laico, objetivo prioritario de nuestra organización, ahora nos corresponde -también- unirnos a una parte del tejido social que está altamente preocupado de que los poderes públicos en comunión con los “nuevos poderes fácticos” (entre ellos las corporaciones religiosas), traten de hacernos retroceder décadas en cuanto a derechos y a libertades.

 Ante esta situación: Nuestra lucha laicista la debemos de redoblar…

El irpf y la iglesia catolica

30 mayo 2012 Los comentarios están cerrados

Fuente: Diario Córdoba

JOSE A. Naz Valverde 29/05/2012

Córdoba Laica

De nuevo miembros de la jerarquía de la Iglesia Católica, como recientemente el señor obispo de Córdoba, solicitan a la ciudadanía que paga impuestos que deriven una parte del dinero de todos y todas a sus arcas, con el simple procedimiento de marcar un cuadrito en el formulario de la declaración. Porque ese 0,7 por ciento que podemos decidir dedicarle a la Iglesia o a fines sociales, no lo pagamos “además” de lo que nos corresponde aportar, por tanto no nos pertenece. Y es anormal e injusto que un Estado permita que cada contribuyente pueda asignar una cantidad de dinero público a organismos o instituciones privadas; podría ampliarse a asociaciones de fútbol, peñas, partidos, sindicatos, clubes privados… Un Estado serio, máxime en unos momentos de crisis, debería velar por el pago de todos los impuestos, persiguiendo el fraude y las exenciones, como los cientos de millones perdonados a la Iglesia Católica (IBI, IRPF y otros) y denunciado por la Unión Europea, y dedicarlos a los millones de parados y familias sin ingresos.

Pero la campaña publicitaria recaudatoria del señor obispo utiliza argumentos que atacan a la inteligencia y los fundamentales principios morales, cuando pretende justificar con las obras sociales y de caridad, para las que la Iglesia recibe específicamente subvenciones de aproximadamente 3.000 millones de euros, los millones (10.000) que recibe anualmente del Estado. Sin contar todas las riquezas acumuladas y el inmenso patrimonio que incrementa a diario, en muchos casos con el simple acto de “apropiarse” y “poner a su nombre” bienes públicos no registrados con la única acta notarial del obispo.

El Jesús de Nazaret que presentan los evangelios estaría orgullosísimo de ver esta Iglesia moderna, con miles de palacios y lujosos templos, con riquezas incalculables, creando y controlando bancos y empresas mediáticas e invirtiendo en bolsa y cobrando “los diezmos” de una sociedad empobrecida, pero que da alguna limosna. Como en la Edad Media, como en la gloriosa época del Nacionalcatolicismo.

La verdadera caridad es el reparto justo de las riquezas y el único uso justo de la recaudación del IRPF, pagando más los que más tienen y sin derivar a ninguna “casilla” es el de dedicarlo a aplicar medidas institucionales organizadas para facilitar la integración real de las personas más afectadas por la crisis.

Categorías:Córdoba Laica, IRPF

ENMIENDA A LOS PGE PARA 2012

21 mayo 2012 Los comentarios están cerrados

EUROPA LAICA INSTA A TODOS LOS DIPUTADOS Y DIPUTADAS A QUE APOYEN LA ENMIENDA A LOS PGE PARA 2012, PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO “LA IZQUIERDA PLURAL” DONDE SE REQUIERE:

  • QUE EN 2012, SE REBAJE EN UN 20% LA ASIGNACIÓN DEL IRPF A LA IGLESIA CATÓLICA
  • QUE SE DETERMINE UN CALENDARIO, PARA LA TOTAL AUTOFINANCIACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA, COMO MÁXIMO HASTA EL 31 DE DICIEMBRE DE 2014.
  • QUE SE ELIMINEN TODOS LOS BENEFICIOS FISCALES DE LOS QUE DISFRUTA LA IGLESIA CATÓLICA Y, EN SU CASO, OTRAS CONFESIONES, INCLUIDO EL IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES (IBI)

El debate de los Presupuestos Generales del Estado para 2012, que esta semana va al Pleno del Congreso de los Diputados, lleva una enmienda presentada por el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, que obtuvo un amplio respaldo en Comisión, aunque no fue aprobada por la mayoría que impuso el Partido Popular y otros.

 En esta enmienda, la 1725, se solicita rebajar para este año un 20% del dinero procedente del impuesto de la renta, que recibe en la iglesia católica para financiar el culto, el clero y el proselitismo religioso en la línea de recortar gastos que el Gobierno ha establecido, sobre todo en sanidad, educación, ciencia y tecnología, servicios sociales, obra pública y fomento del empleo y a todos los colectivos sociales que reciben subvenciones del estado y las CCAA. Si no se acepta sería el único colectivo, la iglesia católica, que no recibe recortes. Hecho realmente escandaloso.

 Además esa enmienda expresa la voluntad para que a 31 de diciembre de 2014 la iglesia católica se autofinancie, como así se comprometió en los Acuerdos del Estado español con la Santa Sede de 1979. También que paguen el Impuesto de Bienes Inmuebles y otros de los que están exentos.

 Europa Laica la semana pasada presentó en el Congreso de los Diputados más de 33.000 firmas de ciudadanos y ciudadanas (firmas que se siguen recogiendo en la web: www.laicismo.org), cuya petición se concreta en: Que se suprima de la Ley de Haciendas Locales, la exención del IBI y de otros impuestos a la iglesia católica y otras confesiones religiosas, así como a sus organizaciones y centros de enseñanza y de proselitismo religioso, al mismo tiempo que se inste a los municipios a que hagan un censo, de los bienes rústicos y urbanos que están registrados a nombre de la iglesia católica y sus asociaciones, fundaciones, etc. y de otras confesiones religiosas. Que el poder legislativo autorice al Gobierno a que se deroguen los Acuerdos del Estado español con la Santa Sede de 1979, especialmente y en este caso el de Asuntos Económicos, por el incumplimiento permanente por parte de la iglesia católica, que en el apartado 5 del artículo II de dichos Acuerdos, mostraba “su propósito de lograr los recursos suficientes para la atención de sus necesidades”, en suma se comprometía a la autofinanciación. En consecuencia se elimine del impuesto de la Declaración de la Renta del año 2012 (a realizar en 2013), la casilla de asignación a la iglesia católica y dada la grave situación económica que atravesamos se suprima la asignación 2012 que figura en los PGE que están a debate.

 Europa Laica entiende que es una cuestión de justicia social, de mantener privilegios injustificados, y de normalizar la no confesionalidad del Estado que la Constitución proclama.

——————————————————————————————————————–

Para actuar ante la situación privilegiada de la iglesia te invitamos a participar, si aún no lo has hecho, en nuestras dos campañas, o difundirlas:

1. En la Declaración de la Renta no marques ni la casilla de la iglesia católica, ni la de fines sociales.

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=13908&tp=ds

2. FIRMA la campaña: “Que la iglesia pague el IBI”

http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=13246&tp=ds

Para más información sobre la financiación de las confesiones religiosas y sobre estas y otras campañas entra en www.laicismo.org