Archivo

Archive for 10 diciembre 2010

EL “LAICISMO AGRESIVO” EN LA ESPAÑA “ACONFESIONAL”

10 diciembre 2010 Los comentarios están cerrados

Desde Córdoba Laica y el Colectivo Prometeo , creemos que todo lo acontecido con la visita del Papa, incluido sus declaraciones urbi et orbi, han sacado a la luz preocupantes evidencias de la idiosincrasia de nuestro “ Estado aconfesional” y la Iglesia Católica Española, que merecen, una vez pasado todo el ruido mediático, unas reflexiones:

1.- Si el Papa, apoyado por una buena parte de la jerarquía de la Iglesia Católica española, se lamenta de que el sentir del país hacia la religión se parezca al de la Segunda República, implícitamente nos está mostrando que no se puede permitir la separación de la Iglesia y el Estado que aquel régimen propició. Es decir, que el Estado tiene que estar sometido a la Iglesia.

2.- Si, además, no se hace ninguna crítica, ni se ha hecho nunca, al Nacional catolicismo que apoyó el golpe de estado militar de Franco, y fue la columna vertebral ideológica y de poder del régimen de dictadura que supuso la muerte de cientos de miles de personas y la represión continuada de toda la sociedad; y por el contrario, la Iglesia ha hecho santos a todos los sacerdotes y monjas que murieron apoyando el golpe de Estado, podríamos deducir que aquél régimen sigue siendo en pleno s. XXI su modelo para España.

3.- Si estas declaraciones se realizan en actos celebrados en espacios públicos que, a pesar de formar parte de una visita pastoral del jefe de la Iglesia, son subvencionados por el Estado Español y cuentan con la presencia del Jefe del Estado y de los responsables del gobierno y demás Instituciones, estamos asistiendo a: una clarísima subordinación del Estado Español a la Iglesia Católica; el desprecio del gobierno a  la Constitución Española y a toda la sociedad por el servilismo a una jerarquía religiosa; y el convencimiento y la seguridad del Papa de que es la máxima autoridad en este país, y todas las demás le deben sumisión.

4.- Si el Jefe de la Iglesia que recibe miles de millones de euros del Estado Español y obtiene de éste más privilegios y poder que ninguna asociación o institución, y, por supuesto, más que ninguna religión en la inmensa mayoría de los países del mundo, que ocupa y se instala en todos los espacios públicos imponiendo su simbología y sus dogmas,  permitiéndose además combatir abiertamente las normas y leyes del gobierno, se considera atacada y perseguida, no tenemos más remedio que concluir: la intolerancia y el fundamentalismo de la actual jerarquía de la Iglesia Católica; la dejación de funciones y el comportamiento anticonstitucional y partidario de nuestro gobierno; el involucionismo hacia un Estado fundamentalista religioso, en una sociedad aparentemente mucho más moderna.

5.- Si la mayoría de la población de este país, religiosa o no, no sólo no ha participado, como muchos se esperaban, en las grandes manifestaciones, sino que se han escandalizado del despilfarro y del tratamiento mediático e institucional; si además ha habido una parte que se ha manifestado expresamente en contra, podemos deducir que la sociedad española es mayoritariamente laica, al margen de sus creencias personales. Y el gobierno debería tomar buena nota para no volver a quedar tan en evidencia.

En cualquier caso, estos sucesos deben hacernos pensar a esa mayoría laica que, aunque por propia definición nunca podrá ser agresiva, sí debe de estar atenta y activa, mostrándose sin prejuicios, con la naturalidad que caracteriza a la razón tranquila, para frenar la amenaza de dogmatismo y fundamentalismo que creíamos prehistóricos, pero que parece vuelven con  fuerza inesperada.

Para contribuir a potenciar ese clima de convivencia en un ambiente de libertad de conciencia, el colectivo Prometeo y la Asociación Córdoba Laica (de Andalucía Laica), proponen un encuentro – debate entre laicos de distintas religiones (islámica, cristiana y bahai) y no religiosos. Dicho debate tendrá lugar el próximo 15 de Diciembre a las 19 horas en el salón de actos de la Facultad de Ciencias del Trabajo (junto a Torre Malmuerta).