Archive

Archive for 26 marzo 2010

Ciencia y Religión

26 marzo 2010 Los comentarios están cerrados

Francisco Ayala: “Ciencia y religión no están reñidas”

El biólogo obtiene el premio Templeton, el galardón con mayor dotación económica del mundo, que se otorga por una contribución excepcional a afirmar la dimensión espiritual de la vida.

DAVID ALANDETE – Washington – 25/03/2010

El premio Templeton, que se otorga anualmente a aquellas personas que tienden puentes entre ciencia y religión, le viene a medida a alguien como Francisco Ayala. Este genetista y biólogo molecular nacido en Madrid 1934, se ha pasado sus casi 50 años de carrera en Estados Unidos predicando. Pero no predicando el dogma, sino la razón, con el método científico en la mano. Ha testificado en juicios en los que se decidía si se enseñaba el creacionismo en las aulas. Ha sido y es miembro de incontables sociedades científicas. Ha publicado escritos y dado discursos por toda la geografía del país para explicar algo que él ve muy claro. El próximo día cinco de mayo recibirá el galardón de manos del Duque de Edimburgo, en el londinense palacio de Buckingham. El premio está dotado de más de un millón de euros, que donará a diversas instituciones.

El País: Leer más

LOS DOS CUADERNOS: REFLEXIONES SOBRE CIENCIA Y RELIGIÓN (del BLOG HERPES SIMPLEX, de Casimiro Jesús Barbado López)

¡Maestro! ¡Se me ha acabado el cuaderno de biología! ¿Puedo utilizar el de religión? La anécdota sucedió en una clase de 4º de la ESO, en un instituto de Fernán Núñez, hace varios años. Como estábamos a primeros de junio, me pareció razonable la propuesta. La ocurrencia quedó anotada en mi bitácora como un chascarrillo más. Con el paso de los años ha ido cobrando fuerza y transformándose en una potente metáfora: La que voy a tratar de desmenuzar en esta colaboración. No espere el lector/a sesudas y originales argumentaciones, sino la presentación digerida de unas pocas lecturas y reflexiones. Un redondeo final para mí mismo. Poco más que la originalidad de la metáfora ad hoc que nació en una clase de secundaria, urdida con un profundo respeto hacia todos los creyentes.

Una metáfora trilateral.

En principio, son tres las facetas que genera la metáfora de “los dos cuadernos”. La primera trata sobre la “convivencia” de estas dos formas de entender el mundo dentro de un mismo cerebro. Es decir, sobre su compatibilidad en la mente para afrontar una vida coherente. Esto nos llevará a preguntarnos si los científicos, poseedores de una mente privilegiada y de un conocimiento superior de la realidad, son más religiosos que el resto de los mortales.
En segundo lugar me sugiere la versión del “cuaderno de ciencias acabado”, es decir, la invención de un dios tapa-agujeros cuando estamos lejos de una explicación científica ante algunos de los “misterios” del universo. Por este camino debatiremos sobre la evolución del conocimiento científico y la necesidad de dios.
Por último utilizaremos las herramientas científicas para explicar la existencia de la religión. Llamaremos a esta faceta “buscando los orígenes”. Y así introduciremos en el cuaderno de esta asignatura un poco de sociobiología y psicología evolutivas, con el fin de tratar de esclarecer su aparición y mantenimiento a lo largo de la historia de nuestra especie.
Seguro que el lector puede exprimir aún más esta metáfora y adentrarse en otros terrenos. Si es así, habremos conseguido uno de los objetivos de este artículo. El otro es aún más directo: Demostrar que religión y ciencia son incompatibles. No está en mi ánimo hacer pedagogía del ateísmo. Sólo abrir los ojos a la gente, no sacárselos, como diría la ilustrada Madame du Deffand.

De la revista del Foro Felix Ortega. Año 2/ Número 3.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,

Campaña por la alternativa a la Religión en la escuela

21 marzo 2010 Los comentarios están cerrados

Cartel en favor de optar por una alternativa y no clases de religion en los centros

Autor: Andalucía Laica
Fuente: Andalucía Laica
Fecha: 19/03/2010
Enlace: www.andalucialaica.org
El archivo anexo te permitirá descargar el cartel en formato A3 o A4 para su impresión y difusión.


Más información en los siguientes ficheros


cartellaicismoa3.jpg

cartellaicismoa4.jpg

En la siguiente presentación podrás informarte sobre las diferentes opciones laicas a la hora de inscribir o matricular a tus hijos/as en un centro de enseñanza. Se elaboró en mayo de año pasado, pero, si las instrucciones de la Delegación de Educación cambian, lo que es poco probable, os mantendremos informados.

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

GEOMETRÍA DEL PACTO EDUCATIVO

18 marzo 2010 3 comentarios

Imagen de  wikipedia

Haga el lector/a el siguiente ejercicio en la arena: Inserte  dos estacas separadas unos tres metros y ate una cuerda de cuatro a cada una de ellas. Desplace una tercera estaca estirando la cuerda, mientras traza una línea alrededor de las otras dos. Cuando haya terminado habrá dibujado, además de una elipse, un amplio abanico de medidas socio-económicas que cubren casi todo el espectro político. Si quiere verlo aplicado a la política educativa, siga leyendo hasta el final.

Durante estos días los medios de comunicación se hacen eco de la palabra pacto: Pacto económico, para salir de la crisis; pacto de Toledo, para garantizar las pensiones y pacto educativo, para impulsar una educación de calidad. Describiré la geometría de éste último utilizando la famosa curva bautizada por Apolonio de Perge, que define también la trayectoria de la Tierra alrededor del Sol. Para ello haré una suposición: Pactar es bueno, porque es un acuerdo entre varias partes para desarrollar a largo plazo un proyecto compartido. Sin él, su continuidad no está garantizada, debido a los vaivenes de la política. En el caso de la educación, gobierno, oposición (/es), sindicatos de profesores/as y asociaciones de padres/ madres y estudiantes se comprometen a mantener durante un tiempo suficiente una serie de medidas para conseguir un objetivo irrenunciable: La disminución del fracaso escolar. Todas las partes están de acuerdo, además, en la vía para conseguirlo, que consiste en dotar al sistema de legislación estable y de fondos suficientes para llevar a cabo las reformas pertinentes. Ésta  es la cuerda de cuatro metros con la que se quiere diseñar el pacto.

Observe el lector/a que sólo se establece un centro para generar una figura “perfecta”: La circunferencia. Todas las medidas girarían en torno a  este centro ideal, en el que tienden a confluir unos hipotéticos principios educativos comunes. Pero esto es una falacia. No hay un único centro, si no, al menos, dos focos ideológicos, en los cuales subyacen dos formas muy diferentes de ver el mundo y la educación. Son los focos de una elipse imaginaria en la que convergen las respuestas a una pregunta fundamental: ¿Qué clase de educación queremos? Una educación liberadora e integradora, que forme ciudadanos/as críticos y comprometidos socialmente o una educación competitiva y excluyente, que garantice individuos desmovilizados al servicio del mercado.  Los dos focos están a años luz de distancia y no existe un punto equidistante, si no es en la imaginación de los líderes que medran, de forma oportunista, en torno al centro político. Cualquier pacto educativo que se construya estará más cerca de un foco  que del otro. Y si, finalmente, lo que se promueve gira en torno a las propuestas de la derecha, habremos dibujado un tramo de la elipse muy cerca de planteamientos reformistas y elitistas. Si, por el contrario, el gobierno dibuja un trazado más cercano al otro foco, el que promueven las organizaciones de izquierda, nos habremos situado en el lado de la igualdad real de oportunidades. No hay circunferencia: Los dos focos no pueden coincidir.

Bajo nuestro punto de vista, el pacto educativo que necesitamos debería construirse en torno al modelo de escuela que proponen, en carta dirigida recientemente al Ministro de Educación, varias organizaciones progresistas, como IU, CEAPA, Sindicato de los Trabajadores/as de la Enseñanza, Europa Laica, etc. Una escuela pública en la que el Estado ejerce la titularidad y la gestión. Una escuela laica que respeta la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, y, por tanto, las opciones ideológicas, políticas y morales del alumnado, de sus familias, del profesorado y de todos los trabajadores y trabajadoras de los centros, lo que supone la eliminación de los símbolos religiosos, del adoctrinamiento de cualquier naturaleza y de la financiación de la enseñanza confesional. Una escuela inclusiva, concebida como una escuela para todos/as, en la que el alumnado alcanza los fines comunes de la educación y en la que no se excluye a nadie por razones socioeconómicas, de etnia, de sexo, de religión, de cultura o de edad, lo que  implica eliminar la financiación total de los centros que discriminan por razón de género o de cualquier otra circunstancia contemplada en el artículo 14 de la Constitución. Finalmente,  una escuela igualitaria en la que todos/as se reconocen mutuamente, desde las diferencias, como iguales en dignidad, derechos y deberes y, especialmente, en el derecho a una educación de calidad y al éxito educativo.

Si el pacto se aleja de estos posicionamientos, se habrá adelantado el vuelco electoral que vaticinan las encuestas, poniendo a la derecha al timón de la escuela antes de que hablen las urnas.  Pero, ¿es este el pacto que queremos la mayoría de los ciudadanos/as?

Casimiro Jesús Barbado López

Profesor de Secundaria/ Miembro de Córdoba Laica

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Europa Laica reclama la “desconfesionalización” del sistema educativo

17 marzo 2010 Los comentarios están cerrados

Manuel Navarro Lamolda (Vicepresidente de Europa Laica y Coordinador de Andalucía Laica con Francisco Delgado, Presidente de Europa Laica y el Ministro de Educación.

Una delegación de Europa Laica se reunió en la tarde de ayer con el ministro de Educación

Madrid, 16 de marzo de 2010

Una delegación de Europa Laica se reunió en la tarde de ayer con el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, para exponerle su posición ante el denominado Pacto Social y Político por la Educación. Europa Laica ha demandado la “desconfesionalización progresiva del sistema educativo financiado con fondos públicos y fortalecer la escuela pública y laica.

Europa Laica ha reclamado al ministro que el Estado no financie a los centros privados concertados con ideario doctrinal, como son católicos, porque no son neutrales a nivel ideológico e incluso político, y aplican idearios, organización y proyectos educativos que van en contra de una parte esencial de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención sobre los Derechos del Niño y de derechos civiles garantizados por las leyes españolas.

Esta asociación estatal ha dicho al ministro que equiparar la red de centros públicos y privados concertados (mayoritariamente católicos en España) bajo la categoría “servicio público de educación”, como ha propuesto el Ministerio de Educación en su documento para el Pacto, implica dar rango estatal a la religión católica y vulnerar el artículo 16.3 de la Constitución que establece que “ninguna confesión tendrá carácter estatal.” Por lo tanto, le ha manifestado que sus propuestas profundizan aun más en un modelo confesional de la enseñanza, en especial el objetivo número 7 de su documento para el Pacto, que alude al “servicio público de educación”.

En esta línea, Europa Laica ha mostrado al ministro su preocupación y rechazo ante las políticas que impulsan los gobiernos de muchas Comunidades Autónomas que, de forma sutil o más abierta, desmantelan la oferta de enseñanza de titularidad pública, favoreciendo, a través de diversas medidas, la enseñanza privada, mayoritariamente católica, desde la etapa infantil hasta la universitaria.

Europa Laica ha pedido también que la asignatura de religión salga del horario lectivo, como paso previo a su retirada definitiva del ámbito escolar. La religión ni forma parte de las competencias básicas, ni del currículo obligatorio, además de segregar a niños, niñas y adolescentes por cuestiones religiosas e ideológicas, lo que va en contra de derechos fundamentales, siendo esto aún más grave en el ámbito de la infancia.

Europa Laica ha dicho al ministro que, 32 años después de aprobarse la Constitución, es incomprensible que muchos centros educativos públicos mantengan crucifijos y otros símbolos católicos, así como que promuevan actos religiosos.

Para Europa Laica, es evidente que a casi un tercio de los menores de nuestro país, los centros educativos confesionales donde escolarizados les transmiten valores bajo el particular ideario de la confesión católica, desdeñando otros modelos, incluso poniendo en cuestión principios y leyes aprobados por el Parlamento.

Además, a la iglesia católica oficial, se le permite mantener “departamentos de religión” en los centros de enseñanza de titularidad pública, donde además de hacer proselitismo en contra de diversos derechos fundamentales, presiona a los claustros y al resto de la comunidad educativa para que los proyectos educativos y la organización escolar se ajuste a sus planteamientos ideológicos particulares.

Europa Laica aboga por el establecimiento de un modelo de “escuela pública, laica y gratuita” para todos y todas, como eje fundamental del sistema educativo, que respete la libertad de pensamiento, de conciencia y de convicciones religiosas o no, del alumnado, de sus familias y del profesorado y demás trabajadores de los centros de enseñanza. En consecuencia, no cabe admitir ningún tipo de segregación por motivo de convicciones y exigimos la eliminación de toda simbología religiosa o particular, así como sacar la enseñanza de la religión de los centros escolares.

El ministro ha escuchado atentamente la postura de Europa Laica y se ha comprometido a analizar estas cuestiones en el marco de un debate más amplio. En cuanto al Pacto por la Educación, en principio, se ha comprometido a dar mayor importancia a la escuela pública, diferenciándola de la privada concertada.

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Carta de Europa Laica al Ministro de Educació (12.03.2010).

15 marzo 2010 Los comentarios están cerrados

ANGEL GABILONDO

Ministro de Educación

Alcalá, 34.  MADRID

Estimado Ministro:

En contestación a su carta de fecha 25 de febrero pasado, en el que nos adjuntaba el borrador para el debate de las “propuestas para un pacto social y político por la educación”, a partir de las propuestas de distintas instancias, organismos e instituciones, en el que se definen acciones concretas de actuación. Después de haberlo leído muy atentamente, sobre todo en la cuestión que, esencialmente, nos corresponde como Asociación: Preámbulo, más los objetivos 2.7, 2.8, 2.9 y 2.10. De acuerdo con nuestra “Propuesta inicial” y de otras consideraciones que  le hemos ido trasladando.  Antes de la reunión del próximo día 15 que ha considerado mantener con nuestra asociación, le adelantamos algunas ideas que pondremos encima de su mesa, a modo de reflexión.

Como asociación estatal, coincidimos con el pensamiento de un conjunto muy amplio de la ciudadanía española (organizada o no) que está preocupada y rechaza que el Estado financie centros de ideario propio, en este caso mayoritariamente católicos. También, con los que rechazan el hecho de que se imparta religión dentro de los horarios lectivos, cuando ni forman parte de las competencias básicas, ni del currículo obligatorio, además de suponer una segregación del alumnado por cuestiones ideológicas, hecho que va en contra de derechos fundamentales, siendo más grave en el ámbito de la infancia.  También es incomprensible que en centros públicos se mantenga simbología y se propicien actos religiosos. Por supuesto nos preocupa  y rechazamos, de forma radical, que en muchas CCAA  se esté, (en ocasiones de forma muy sutil y en otras de forma muy abierta) desmantelando la oferta de enseñanza de titularidad pública, favoreciendo (a través de diversas medidas) la enseñanza  privada, mayoritariamente católica, desde la etapa infantil, hasta la universitaria.

Después de 40 años de nacionalcatolicismo y totalmente contrario a lo que hubiera sido adecuado y pertinente en el nuevo “Estado social  y democrático de Derecho” se han ido generando propuestas, leyes, normas y actuaciones encaminadas a reafirmar y consolidar la confesionalización y privatización del sistema educativo, en una línea diferente a la que han ido siguiendo otros estados de nuestro entorno.

Haciendo una sesgada interpretación del 27 y otros artículos de la Constitución española, desde mediados de los años ochenta se ha ido incrementando, cada vez más, la financiación de centros de enseñanza que no son neutrales a nivel ideológico (e incluso político), es decir que aplican idearios, organización y proyectos educativos que van en contra de una parte esencial de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención sobre los Derechos del Niño (Infancia) y de derechos civiles garantizados en leyes españolas.

En nuestra opinión la actual propuesta de Pacto que se hace, trata de ampliar y profundizar, aun más, en ese modelo de sistema educativo: -“Conseguir que todos los centros sostenidos con fondos públicos…garanticen un servicio educativo de calidad, sin discriminación alguna, con autonomía de funcionamiento, con los medios necesarios  para atender a todo el alumnado…” Todo ello bajo la denominación de “Servicio Público de Educación”. Le recuerdo que: “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, (16.3 Constitución española), por lo tanto esta propuesta contraviene este principio.

Un centro con ideario propio, consiste en transmitir  “ideario propio” y por lo tanto los centros confesionales o de otra naturaleza que respondan a un” ideario particular del centro” difícilmente podrán someterse a un modelo colectivo y neutral, salvo que renuncien a la titularidad o naturaleza del centro y ahí está la “clave de todo el dilema”. Luego parte del objetivo 7 y siguientes, en la práctica, significan una incongruencia.

Como viene sucediendo desde hace décadas, lo único que se consigue con este tipo de propuestas es afianzar, aun más, la enseñanza confesional, independientemente de que se les “obligue” a mantener “cupo” de sectores vulnerables: Hecho que, en sí mismo, significa una gran coartada.

Este es el fondo del problema, que no sólo nos preocupa, sino que, en nuestra opinión, socava, gravemente, los principios del Estado Derecho y Democrático.

“Servicio Público de Educación”: Independientemente de otras consideraciones ideológicas sobre el papel de la Escuela y sus objetivos en el mundo actual, que formarían parte de un debate más profundo: La educación o la enseñanza, como bien y derecho público, sólo se puede construir en un modelo de escuela pública y laica. Un planteamiento político en esta línea sería el camino que se debería de seguir, para conseguir objetivos relacionados con la no discriminación y la equidad.

Si analizamos el apartado 2.10 (en especial propuesta 109), la cuestión es aun más preocupante cuando se menciona los “valores”: Es evidente que a casi un tercio de la población escolar que (obligadamente o no) asiste a centros confesionales, esos “teóricos valores” se los transmiten bajo el particular ideario de la confesión católica (única y verdadera), desdeñando otros modelos, incluso poniendo en cuestión principios y leyes aprobados por el Parlamento. En esta línea, a la iglesia católica oficial, se les permite mantener “departamentos de religión” en los centros de enseñanza de titularidad pública, que además de hacer proselitismo (en contra de diversos derechos fundamentales) presionan a los claustros y al resto de la comunidad educativa, con variadas y sutiles estrategias, para que los proyectos educativos y la organización escolar se ajuste a sus planteamientos ideológicos particulares.

El problema de la enseñanza en el Estado español, si de verdad se desea ir dando soluciones reales y abandonar una vieja retórica generalizada, así como intereses corporativos y particulares, debería de encaminarse, en el ámbito de lo que nuestra organización propugna, hacia la des-confesionalización paulatina del sistema educativo financiado con fondos públicos y a potenciar -fuertemente- la escuela pública y laica.

Tanto si se produce el “pacto”, como si no se produce, a través de nuestros medios y del “observatorio de la laicidad” vamos a seguir denunciando y trasladando a la opinión pública nuestros criterios sobre las “carencias en la libertad de conciencia y de convicciones” que se producen en el Sistema Educativo, así como la discriminación que conlleva la enseñanza de la religión en horario lectivo y el mantenimiento de culto y simbología religiosa en la enseñanza universitaria y no universitaria. Situaciones que abundan en un sistema educativo que, en gran medida, se comporta como excluyente, en esta materia.

Más abajo le adjuntamos (*), muy resumidamente, nuestra propuesta para el Sistema Educativo del estado español, que figura, por completo, en el documento inicial que le remitimos en su día.

Atentamente. Un afectuoso saludo.

Francisco Delgado

Presidente de Europa Laica

(*) 1.-El establecimiento de un modelo de “escuela pública, laica y gratuita” para tod@s, como eje fundamental del Sistema Educativo, que respete la libertad de pensamiento, de conciencia y de convicciones religiosas o no, del alumnado, de sus familias y del profesorado y demás trabajadores de los centros de enseñanza. En consecuencia no cabe admitir ningún tipo de segregación por motivo de convicciones y exigimos la eliminación de toda simbología religiosa o particular, así como sacar la enseñanza de la religión de los centros escolares.

2.-El adoctrinamiento religioso o de otra naturaleza no se debe producir en los centros de enseñanza financiados con fondos públicos y por ello planteamos la no financiación pública de los centros confesionales o que segreguen al alumnado en función de una particular ideología.

*Le comunicamos que esta reflexión la haremos llegar a nuestros socios.

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Asamblea de Andalucía Laica

13 marzo 2010 Los comentarios están cerrados

CONVOCATORIA  ASAMBLEA  GENERAL  ANDALUCÍA LAICA 2010 y reunión para los socios y simpatizantes que quieran incorporarse.

Antequera, 20 de marzo de 2010

De conformidad con el Artículo 12 de los Estatutos se convoca Asamblea General Ordinaria

Es importante la asistencia del máximo de socios y socias pues será en la Asamblea donde se marcarán las líneas de trabajo para el año en curso.

Día y hora: El sábado 20 de marzo a las 9:30 en primera convocatoria y a las 10:30 en segunda convocatoria (Empezaríamos en segunda convocatoria), terminando sobre las 14 horas.

Lugar: Restaurante El Faro, Autovía A92  Antequera

Tras la asamblea nos quedaríamos a comer (El menú estaría sobre los 20 euros)

Orden del día:

1.    Informe de gestión 2009

Informe general y de cada grupo provincial

2.    Examen y aprobación de cuentas 2009 y presupuesto 2010

3.    Pla de actividades y organización

Propuestas de organización y difusión

Grupos territoriales

Coordinación

Funcionamiento del Secretariado

Coordinación con plataformas y apoyo manifiestos

Difusión

Educación

Escuela Pública

Alternativa – Atención Educativa

Universidad Laica

Juventud

Nueva Ciudadanía

IRPF

Simbología

Cancelación de datos y apostasía

4.    Elección del Secretariado

5.    Propuestas y temas varios

Es necesario confirmar la asistencia al objeto de poder organizar las cuestiones de infraestructura.

Respondiendo a este mensaje o andalucialaica@laicismo.org

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Inscripción y matriculación del alumnado en la escuela

9 marzo 2010 Los comentarios están cerrados

En la siguiente presentación podrás informarte sobre las diferentes opciones laicas a la hoar de inscribir o matricular a tus hijos/as en un centro de enseñanza. Se elaboró en mayo de año pasado, pero, si las instrucciones de la Delegación de Educación cambian, lo que es poco probable, os mantendremos informados. También podéis leer la carta publicada en el Diario Córdoba sobre este tema, en junio del año pasado.

RELIGIÓN Y ATENCIÓN EDUCATIVA EN LA ESCUELA (DIARIO CÓRDOBA 17.06.09)

La elección de la asignatura de Religión se rige en Andalucía por los Decretos 230/ 2007 (Primaria), 231/ 2007 (ESO), 416/ 2008 (Bachillerato) y 428/ 2008 Infantil. En virtud de los mismos, la Administración Educativa garantizará que los padres y madres del alumnado de 2º Ciclo de Infantil, Primaria y Bachillerato puedan manifestar la voluntad de que sus hijos/as reciban enseñanza religiosa, eligiendo entre las cuatro confesiones con las que el Estado mantiene acuerdos. En la ESO, además, se añade una opción religiosa no confesional: la asignatura Historia y Cultura de las Religiones. Estas materias son evaluables y computan a efectos de promoción y de titulación.

Los centros deberán informar a los padres y madres de la oferta existente en materia religiosa y nosotros/as podemos manifestar voluntariamente el deseo de que nuestros hijo/as cursen enseñanza religiosa, cumplimentando, en la primera matrícula, el impreso que, como anexo, nos será facilitado con el resto de la documentación, sin perjuicio de que esta decisión pueda modificarse en cursos posteriores. En el citado anexo solo figuran las cuatro religiones y, en la ESO, además, la opción no confesional, pero religiosa, de Historia y Cultura de las Religiones.

En el caso de que decidamos que nuestros hijos no cursen Religión, “los centros docentes dispondrán las medidas organizativas para que los alumnos y las alumnas reciban la debida atención educativa, que en ningún caso, comportará el aprendizaje de contenidos curriculares asociados al conocimiento del hecho religioso ni a cualquier área de la etapa. Estas medidas deberán ser incluidas en el proyecto educativo del centro para que padres y tutores las conozcan con anterioridad”. Además se recoge, en otro lugar de los citados decretos, que “la elección de la Religión o la Atención Educativa no debe suponer discriminación alguna”.

Hasta aquí la norma. En la práctica, cada centro es un mundo. En primer lugar hay que recordar que los impresos de matrícula oficiales de la Consejería de Educación no deben contener referencias a las opciones religiosas. Desparecieron a instancias de un grupo de padres y madres laicistas, bajo el amparo del principio constitucional por el que nadie está obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias (artículo 16.2). No obstante, como los centros deben recabar esta decisión por escrito, el procedimiento seguido varía de unos a otros, pero siempre ha de hacerse en un impreso anexo, según las directrices marcadas por la autoridad académica. No obstante, casi todos tienen algo en común: No informan sobre las características de la asignatura de religión, con sus dos modalidades en la ESO (confesional y no confesional) y su evaluación.

En algunos sobres de matricula desaparece misteriosamente la atención educativa, utilizando una estrategia un tanto retorcida. No se dice nada de ella. Los impresos de matrícula incluyen las diferentes opciones religiosas: católica, judía, evangélica e islámica junto con la Historia y Cultura de las Religiones, tratándolas de la misma forma que las materias optativas e instándonos a poner una cruz en alguna de ellas, sin informarnos de lo que van a hacer nuestros hijos/as cuando los demás vayan a clase de religión.

Se está produciendo, además, un gravísimo error al confundir la opción de no religión con Historia y Cultura de las Religiones, con enseñanza alternativa o simplemente con “nada”, cuando existe la obligación legal de disponer medidas, dentro del proyecto educativo, para que el alumnado reciba la debida atención educativa. Por tanto, su omisión, por activa o pasiva, es una clara vulneración de la ley.

También tenemos constancia de que hay centros en los que se agrupa al alumnado por religión confesional, no confesional y atención educativa, para facilitar los horarios y la organización, segregando y discriminando al alumnado por su convicciones; lo que atenta contra el sentido común, los derechos y la normativa mencionada.

Finalmente consideramos que esta situación, que incluye la desinformación sobre las medidas organizativas para atender al alumnado que no recibe clase de religión, es una asignatura pendiente. No de los centros educativos, sino de todo el proceso de la democracia, como un lastre heredado de tiempos donde la educación era confesional y en la que los laicos nos sentimos apartados, porque nuestro punto de vista es la defensa del espacio público para el dialogo y la convivencia y no para la discriminación.

Creemos que las Delegaciones provinciales deberían exigir a las Direcciones de los centros el cumplimiento estricto de los decretos anteriores. Mientras tanto, seguiremos luchando por una enseñanza verdaderamente laica, en la que la religión quede fuera del horario escolar, para ser impartida en sus espacios naturales, como son las iglesias o las congregaciones.

Manuel Luque/ Casimiro Barbado

Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,